Un día con música

La música, tanto para escucharla, bailarla, tocarla o escribirla, es un PODEROSO DESINHIBIDOR. Ayuda a superar la timidez  y nos ayuda a sentir y a relacionarnos mejor con el entorno.
Prueba música nueva, busca música acorde a tus estados de ánimos, enciende la radio por la mañana con música alegre… Y baila. Baila sin parar, en soledad o en compañía. Déjate llevar por la MÚSICA. No necesitas nada más.
UN DÍA CON MÚSICA, ES UN DÍA SIN ALCOHOL.